LONDRES

LONDRES EN 5 DÍAS

Londres es la primera ciudad europea que visitamos juntos. Asier ha estado dos veces, pero esta vez vamos juntos dispuestos a pasar 5 días increíbles.

Noviembre es uno de los meses que mas probabilidades de lluvia tiene, aun así nosotros nos arriesgamos ya que queríamos ir cuando estuviese iluminado de navidad, ver adornos de navidad… Vimos el encendido oficial de Oxford Street que fue increíble, pero la próxima vez iremos mas a finales de noviembre para disfrutar muchísimo mas del encanto navideño.

PRIMER DÍA (7 de noviembre)

El 7 de noviembre cogimos el avión en el aeropuerto Loiu (Bilbao) a las 12:20h, volamos con Vueling. Llegamos al aeropuerto Heathrow hacia las 13:30h. Antes que nada deciros que nuestro nivel de ingles es demasiado bajo, por lo que nos dijeron unos amigos que para pasar el control mejor, fuésemos a las maquinas donde pones el pasaporte, te lee la cara y pasas sin problema y sin tener que hablar con nadie. Fuimos a esas maquinas y nuestra sorpresa fue que al poner los pasaportes no nos leía la cara a ninguno de los dos. Vino una chica un poco desagradable diciéndonos en ingles que teníamos que hacer, por señas le entendimos pero no había manera de que nos reconociese el rostro a ninguno de los dos. La chica ya cansada de esperar nos llevo hacia una cola donde había mas gente esperando para enseñar el DNI. Paso Asier, y al pasar yo detrás (Aintzane) la chica me cerro el paso y me hizo señas de que me fuese a otro sitio. Me puse tan tan nerviosa que cuando llegue a donde me habían mandado, una chica con cara de “seta” y muy muy borde me pregunto en ingles: “¿de donde vienes?”, estaba tan asustada por haberme separado de Asier y por la actitud de esa chica que algo tan básico no lo entendí. Detrás mío había un chico que me dijo: ” Di Spain” y me fue diciendo que tenia que responder. ¿Sabéis que fue lo mas curioso? que al salir, salimos juntos y era de Vitoria… una anécdota para contar. Asier por señas me dijo que fuese a mirar donde estaban las maletas y allí que me dirigí con el vitoriano, luego Asier no me encontraba… en fin, menudo lío armamos nada mas llegar, ¡a mi me temblaba todo!

Por fin después de pasar el control, coger nuestras maletas… fuimos a ver como salir de allí. Todos los carteles te señalizan que para salir de allí cojais el “Heathhrow Express” no lo hagáis, nosotros cogimos un metro normal, en este caso cogimos hasta “Russell Square” que era la de nuestro hotel, tardamos aproximadamente 1 hora y el precio es muchísimo mas barato que Heathrow Express. No os dejéis engañar.

Hacia las 15:30 llegamos al hotel, fuimos al “Royal National”. El hotel es sencillo pero esta muy bien, hace excesivo calor (que es mucho mejor que tener frío jeje), dos camas individuales grandes que juntamos, el desayuno nada del otro mundo pero lo básico, tostadas diferentes, mantequilla…. zumos, café, chocolate…. y había opción de coger desayuno ingles pagando un suplemento pero nosotros no lo probamos así que no podemos opinar. Comimos un sandwich que llevábamos en la maleta a todo correr en la habitación y nos dirigimos a ver Londres.

Con los gorros puestos, guantes… y bien abrigados nos dirigimos andando a Oxford Street, de camino vimos muchísimas cabinas rojas, icono de Londres, hicimos las primeras fotos,  y lo mismo paso con otro de los mayores iconos que caracterizan Londres, sus autobuses.

 

Al llegar a Oxford Street fue impresionante, muchísimas tiendas, muchas luces, los escaparates iluminados… Fuimos a la juguetería Hamleys, donde nos encontramos a un chico que hablaba castellano y estuvimos charlando un rato, después también vimos la tienda de Disney Store donde Asier me hizo una foto en la carroza de la Cenicienta, que esta en medio de la tienda y te permiten subir en ella.

De ahí fuimos a Primark donde nos impresiono lo diferente que es la ropa de allí frente a la de aquí de Vitoria, la ropa mucho mas bonita, mucho mas variada… compramos unas cosillas y al salir escuchamos “four, three, two, one” y se iluminaron las luces navideñas de Oxford Street, había muchísimas gente viendo el encendido, la cantante Rita Ora… fue un momento muy bonito y vivirlo en persona fue genial.

Nos dirigimos a Piccadilly Circus a ver los carteles luminosos (pantallas) y la fuente de Eros, como se puso a llover decidimos volver otro día para poder hacer fotos, así que nos fuimos a M&M donde caímos en la tentación y compramos dos tazas por 15 libras.

Cenamos allí mismo en un Burger King que había a unos minutos y para las 22:00 estábamos en el hotel, muertos, destrozados pero deseando descargar la tarjeta de la cámara y editar las fotos.

SEGUNDO DÍA (8 de noviembre)

El 8 de noviembre nos levantamos a las 08:00 y fuimos a desayunar al Buffet ya que lo teníamos incluido (tostadas, zumos,cafe,chocolate…) y para las 09:00 estábamos por las calles de Londres. A las 10:00 teníamos un tour gratuito con Sandemans (en su web podéis encontrar tours gratis en muchísimas ciudades) ya que era pronto fuimos a Chinatown a dar una vuelta, de allí nos dirigimos a Covent Garden que es donde inicia el tour, como llegamos antes aprovechamos para hacer unas fotos, hay un banco que siempre tiene un arco alrededor decorado diferente dependiendo de la época del año, en nuestro caso, otoñal. Dentro esta el mercado “Apple Market”, aun estaban montando todo por lo que os aconsejamos ir mas tarde si queréis verlo.

A continuación os contamos todo lo que vimos en el tour, todo a pie. Si sois de ir despacio, hacer fotos,  y ver los monumentos o puntos de interés de cerca no recomendamos este tour. Para que os hagáis una idea ni siquiera nos acercamos a ver el Palacio de Buckingham, lo vimos de lejos.

Después de Covent Garden la primera parada fue Trafalgar Square. En la plaza hay un pedestal al noroeste y estaba el “Really Good” David Shrigley “Todo ira bien”. Nos dirigimos al Palacio de St. James donde había dos guardias andando con ese sonido tan característico, de repente aparecieron carrozas con caballos y detrás el coche oficial de la reina de Inglaterra, el pobre guía se quedo hablando solo mientras todo el grupo nos acercábamos al coche je je je. Cuando el guía consiguió movernos de allí fuimos al Palacio de Buckingham y vimos el cambio de guardia, no se porque, yo (Aintzane) pensaba que los guardias iban de rojo, pero claro no sabia que al ser invierno cambiaban e iban de negro, una cosa nueva que aprendi. Lo malo del tour que es lo que os he dicho hace unas lineas, es que no nos acercábamos a los monumentos, y no daban mucho tiempo para hacer fotos, y claro eso para nosotros siendo fotógrafos es un gran fallo. El Palacio de Buckingham lo vimos desde la carretera de en frente, no nos acercamos y creemos que algo así hay que verlo lo mas cerca posible por lo que después del tour decidimos volver.

Nos dirigimos al parque ST James donde hubo un parón de 10 minutos que Asier y yo aprovechamos para hacer un montón de fotos, ver alguna ardilla….

Y de camino al maravilloso Big Ben pasamos por la Abadía de Westminster que es donde se hacen las coronaciones y los entierros de los monarcas, a cuatro pasos encontramos el Big Ben, ¡maravilloso! Y eso que desgraciadamente esta en obras, pero de verlo en tantos sitios, a por fin verlo en persona fue increíble. Al lado esta el London Eye, aunque lo dejamos para mas adelante y montarnos.

A la tarde después de comer teníamos previsto ir a Hyde Park y aprovechamos para volver a pasar por los sitios visitados a la mañana por el tour, volvimos por St. James, Trafalgar Square… y por el  El Palacio de Buckingham, nos acercamos hasta allí y es impresionante ver esa magnifica valla, de verdad que merece la pena acercarse.

Nos dirigimos a Hyde Park, mi ilusión era ver ardillas y poder darles de comer ya que en St. James habíamos visto algunas pero no se acercaron, estaba anocheciendo y nada mas entrar no veíamos ninguna… Asier me decía que tranquila, que aparecerían, y de repente, no se de donde salieron pero había como 5 o 6 ardillas, ¡que momento! Les dimos de comer, nos trepaban hasta casi los hombros…. Fue un momento que seguro tardaremos en olvidar. Después de estar como media hora de reloj sin movernos de ese pequeño grupo de ardillas, que sobra decir estaban encantadas con nosotros jejeje pillamos el atardecer en el lago, aprovechamos para hacer unas fotos que son de nuestras favoritas.

Paseamos hasta la otra punta del parque viendo un montón de ardillas, gente corriendo, paseando a perros… fue un paseo que se nos hizo hasta corto. Al salir Asier se empeño en hacer unas fotos con autobuses y nos tiramos un buen rato, imaginaros la situación, Asier en el suelo y yo gritando ¡viene uno! ¡viene uno! La gente nos miraba…. Jejeje

Al acabar nos dirigimos a ver Picadilly Circus que el día anterior llovió…  y estuvimos haciendo fotos de noche, y aprovechamos para ir a Chinatown y hacer también en varios rincones que habíamos visto a la mañana. La verdad que el ambiente de Chinatown de noche es genial. Muchísimas gente, muchas luces, restaurantes…

Hacia las 21:00 estábamos tan tan cansados que nos dirigimos al hotel y cenamos algo en la habitación.

TERCER DÍA (9 de noviembre)

Nos levantamos a las 07:00 de la mañana ya que este día tocaba ir a los Estudios de Harry Potter y queríamos ir pronto para no pillar muchas colas.

Nosotros compramos las entradas en (las entradas las compramos aqui)  pero no el transporte, lo cogimos por nuestra cuenta que salía mas barato. Cogimos metro hasta Watford Junction (la linea rápida) tardamos una media hora mas o menos, y de allí cogimos un autobús que va forrado con imágenes de Harry Potter donde nos llevo hasta la puerta de los estudios por 2 libras ida y vuelta por persona. Como veis el precio no es descabellado, merece la pena.

No tenemos palabras sobre los studios, a mi me encanta Harry Potter pero Asier no ha visto ni las pelis, pero es tan impresionante ver los decorados, las animaciones que hacían con los personajes… la caracterización de los personajes… ¡Increíble! Salimos los dos encantados y de verdad es algo que si os gusta el cine, la fotografía… y este mundillo os va ha gustar. SE APRECIA MUCHO MAS EN VIDEO, SI PONEIS EN YOUTUBE: VIAJE A LONDRES 3 | HARRY POTTER STUDIOS | TRESPORLOMENOS tenéis todas las imágenes.

Las entradas las teníamos a las 11:00, llegamos a las 10:00 y no nos pusieron ningún impedimento así que podéis llegar antes sin problema, simplemente enseñamos las entradas y los DNI, también hay un control al entrar donde te miran el bolso, mochila… pero se puede llevar cámara sin problema. A las 12:30 ya estábamos fuera, la mayoría de la gente tarda muchísimo mas en verlo, pero nosotros vimos todo a buen ritmo, grabamos video… y es lo que tardamos.

Al llegar a Londres comimos algo y nos dirigimos a Camden Town, nada mas llegar en un puesto que había en la calle compramos un montón de sudaderas y de chaquetas para nosotros y nuestros padres, solo os decimos que pagamos hasta el euros jejeje. Vimos Camden y ¡nos encanto! Todas las fachadas…. Las tiendas…. Todo es precioso y estuvimos un buen rato dedicándonos ha hacer fotos. Compramos también una camiseta de Underground para mi padre, dos fundas de madera que guardamos con muchísimo cariño…

Asier llevaba una mochila y el pobre la llevaba a tope… ¡no sabéis lo que pesaba eso! Así que decidimos ir al hotel a dejar todo para estar mas cómodos. Al llegar y sentarnos… ¡no queríamos movernos! Estuvimos a punto de quedarnos en el hotel y no salir, estábamos muertos… pero al final nos pudieron las ganas de seguir viendo Londres y fuimos a Harrods, ¡dios! Que bonito… nada mas llegar ves todo iluminado…¡es precioso! Entramos y eso es otro mundo… ¡que de lujo! Compramos una bola que nos costo 50 libras y es preciosa, la tenemos en casa y cada vez que la vemos sonreímos.

Hacia las 21:30 fuimos al hotel y esta vez no nos pudimos mover jeje

CUARTO DÍA (10 de noviembre)

Nos levantamos a las 08:00 y yo me levante malísima, con un dolor de garganta increíble, dolor de cabeza y de ojos… pero le puse todas mis ganas y ¡arriba!

De camino al museo de cera nos encontramos un pequeño callejón, Warren Mews, que aun que es muy pequeño tiene un encanto que nos llamo a fotografiar en el.

Llegamos al museo de cera (las entradas las compramos aquí) y estuvimos alrededor de 1,5h nos encanto a los dos, hicimos fotos con los famosos que mas nos gustan y pasamos un rato muy muy divertido.

Al salir en la tienda que hay cogimos dos huchas de Big Ben para nuestros padres que andan todo el día con monedas para tomar cafés en el trabajo jeje así que les vino bien.

Fuimos de nuevo a Covent Garden para poder ver el mercadillo que no pudimos el anterior día, y de paso descansar un poco allí comiendo un perrito, si no llueve y no hace mucho frío es muy buena opción coger algo en los puestos que ahí y comer sentados por la zona mientras escucháis música de fondo.

Entramos a un supermercado por primera vez para coger unas galletas, que de cosas diferentes a las de España, os recomendamos entrar para ver las diferentes cosas que tienen.

Nos dirigimos al London Eye, debido a mi miedo a las alturas no estaba muy receptiva pero no me arrepiento de haber hecho caso a Asier y subir, ¡que vistas! Eran alrededor de las 14:30 y estaba el atardecer, si si, como habéis leído, a esas horas. Tuvimos la suerte de que el día estaba despejado y nos regalo un atardecer de película, fue genial y muy muy bonito.

Justo abajo para los que vayáis en época navideña ponen un mercadillo que la verdad que parecía muy chulo, la pena era que se abría ese día a la noche y no pudimos verlo… pero si podéis ir no lo penséis. También nos quedamos con las ganas de ver Wintter Wonderland (Hyde Park) pero aun tampoco lo habían puesto, así que seguro que volvemos en época navideña para ver esas cosillas que nos quedaron pendientes.

De allí nos dirigimos a Tower Bridge, cogimos por primera vez un autobús y un dato de interés que aquí en Vitoria no es así, es que estábamos montados y de repente nos hicieron parar, y es que el conductor tenia descanso y teníamos que esperar a que viniese otro autobús y montarnos, y volver a pagar. Aquí en Vitoria no hay que volver a pagar. Finalmente no sabemos el motivo no vino el otro autobús y volvimos a subir al nuestro sin pagar. Yo ya no podía mas, tenia fiebre… pero eso no impidió disfrutar de las vistas y estar dando un paseo por allí. Como todo lo de hasta ahora, ¡Increíble!

Allí conocimos a un Cubano que vivía en Madrid y estuvimos un rato con el. Y nos dijo de cenar juntos, pero nos fuimos al hotel porque me encontraba fatal, así que para las 22:00 ya estábamos en el hotel descansando.

QUINTO DÍA (11 de noviembre)

Como siempre 08:00 de la mañana en pie, y para las 10.00 ya estábamos en Nothing Hill, vimos el mercadillo, que de cosas vintage, nos encanto, compramos una chapa para la cocina que nos costo 10 libras y cada vez que la vemos nos acordamos de este día. Hicimos también fotos en las famosas casas de colores, y comimos en los puestos que ahí allí mismo en la calle, la verdad no sabemos deciros el que jejeje. Dedicamos bastante tiempo paseando por los alrededores y haciendo fotos.

A las 15:00 mas o menos nos dirigimos al hotel para recoger las maletas y de ahí dirigirnos al aeropuerto de Gatwich que es donde cogíamos el vuelo a las 19:55.

Para llegar al aeropuerto de Gatwich fuimos hasta la estación Victoria Station y de allí cogimos el Gatwich Express que nos costo 17,80 libras.

Llegamos mas o menos a las 16:00, era pronto pero necesitaba estar sentada porque me encontraba fatal con fiebre.

Cogimos el vuelo y a las 22:30 de la noche ya estábamos en el aeropuerto de Bilbao, estábamos cansadisimos pero muy muy contentos de los días que pasamos en Londres. 😉

VOLVEREMOS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies